Cómo hacer acogedores los espacios blancos

Por normal general nos encanta el color blanco en nuestros interiores, y es que este color además de aportar luminosidad, desprende elegancia. No obstante si lo usamos de manera excesiva nuestros espacios jamás nos aportarán la calidez que necesitamos en nuestro hogar. Para remediar esto os traemos las  3 claves esenciales para convertir nuestras estancias blancas en espacios acogedores. La respuesta estás en las plantas, la madera y los detalles en negro. 

Plantas: Ya sean artificiales, naturales,  grandes o pequeñas . Las plantas son un gran elemento decorativo para los espacios blancos. La colocación del elemento verde sobre blanco es influencia de la decoración nórdica-escandinava que tan a la orden del día está.  Las plantas aportarán el toque acogedor que buscamos gracias al  efecto terapéutico calmante del color verde, sin perder  amplitud y luminosidad,  además rejuvenecerá el espacio de la casa.

 

Madera: La madera puede llegar a recargar ambientes que ya de por sí son cálidos, pero cuando nos encontramos con espacios blancos no dudamos ni un segundo en utilizar este material en el mobiliario. El resultado juntos con las plantas será un ambiente muy natural y acogedor.

Detalles en negro: Ya os hablábamos anteriormente en una de nuestras entradas del efecto Black&White, el cual consiste en colocar detalles decorativos negros en espacios mayoritariamente blancos, imprimiendo al espacio mucha modernidad. Puedes usarlo en cojines, sofá o cortinas o colocar algún gran lienzo o fotografía en blanco y negro. Con este toque final, además de crear un espacio acogedor sumaremos modernidad.

Imágenes vía Pinterest


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *