Cambia tu dormitorio en 4 sencillos pasos

Que nos encanta cambiar es un hecho: cambiamos de ropa, de perfume, de marca de yogures, de pareja… por cambiar cambiamos hasta de color en verano! Pero cambiar nuestra habitación no suele parecer tan barato como para hacerlo con cierta frecuencia.

Os contamos 4 trucos para hacerle un lavado de cara al dormitorio de manera fácil y por supuesto económica.

Pinta… o no! Claro está que pintar de otro color un espacio es fundamental para darle un aire diferente, pero sabemos que a muchos de vosotros os va a dar pereza y otros tantos no vais a tener tiempo de meteros en tinglados. ¿Qué hacemos entonces? Colocar un chulísimo vinilo en la pared, ya sea con ilustraciones o con frases quedan genial, y por supuesto son más limpios y más baratos que la pintura.

Juega con los textiles y sus texturas. El dormitorio es el reino de los textiles, sólo con cambiar las sábanas ya ganamos un aspecto muy diferente. Aprovecha el el gran espacio que nos brinda la cama para colocar unas sábanas y combinarlas con almohadones y cojines de diferentes texturas pero de misma gama cromática. Si las sábanas son lisas aconsejamos complementos estampados y viceversa.

Reutiliza y restaura. Seguro que tienes por casa lámparas que no usas, algún mueble viejo, mil fotos sin enmarcar en un cajón… Aprovecha todo ese material y dale una nueva vida en tu dormitorio.

Compra con moderación y barato: Si no es suficiente con todo lo nombrado anteriormente y decides irte de compras, es preferible comprar un par de detalles que te encanten que mil trastos enormes de los que no te vas a deshacer jamás de los jamases. En conclusión, pequeños tesoros que aporten personalidad y estilo.

Imágenes vía  Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *