Errores que no debes cometer a la hora de componer tu baño

Cuando estrenamos piso estamos tan emocionados que cometemos pequeños errores decorando de los que podemos acordarnos muuuuchos años. Sobretodo en una estancia bastante importante en la que pasamos más tiempo del que pensamos. El baño principal debe ser una estancia acogedora, cómoda, y sobretodo íntima.

Aquí van algunos de los errores mas comunes que debemos evitar a la hora de distribuirlo, amueblarlo y decorarlo.

Colocar el inodoro tras la puerta: Aunque parezca una tontería son muchísimos los hogares donde se comete este error, y es que no hay peor idea que colocar un elemento que impida la correcta apertura de esta. La solución más sencilla y económica es poner una puerta corredera, y
a que además se ganara mucha sensación de amplitud.

Elegir muebles sin espacio de almacenaje. Podemos encontrar un mueble precioso de baño del que nos enamoremos a primera vista, pero si carece de espacio de almacenaje, deja atrás tus sentimientos y decántate por lo práctico. Hoy en día podemos encontrar muebles muy funcionales con mucho espacio de almacenaje de todos los gustos y estilos.

No preocuparse por la seguridad. El baño es el sitio de la casa donde más accidentes domésticos ocurren, y es que la mezcla de agua y suelos deslizantes no es nada buena. Procura elegir un suelo lo más antideslizante posible, tanto para la ducha cómo para el resto de la estancia,  y por supuesto una bonita alfombra de baño que asegure más aún la estabilidad.

Utilizar tonos muy oscuros en las paredes. La mayoría de las casas tienen ubicado el baño en espacios más bien reducidos y con ventanas pequeñas o inexisentes. Si es tu caso, evita completamente los tonos oscuros en tu decoración, y pásate a los tonos claros y luminosos que aporten amplitud. En el caso de no tener ventanas recomiendo poner iluminación artificial extra  en los puntos clave, cómo el lavabo o la ducha.

Poner bañera en un espacio pequeño. De los errores más clásicos que vemos. Las bañeras están sobre valoradas, es cierto que bañarse puede ser uno de los momentos más relajantes del día, pero actualmente puedes encontrar duchas que te aporten la misma relajación y comodidad que una bañera o incluso más,  siempre con la ventaja de que el ocupa muchísimos menos espacio y el gasto de agua se reduce hasta en un 60%.

Y tu..¿Has cometido alguno de estos errores?


¿Qué es el estilo Shabby Chic?

El estilo Shabby Chic es algo difícil de definir, ya que es una mezcla entre el desgaste del paso del tiempo y el encanto que esto puede producir en algunos objetos. Hacer que las piezas viejas luzcan consiguiendo ambientes elegantes y atractivos a pesar de lo desgastado y la lamentable apariencia de los objetos que lo componen.

Shaby quiere decir, raído, lamentable o desgastado, y Chic quiere decir elegante o a la moda. Este sufijo es una compensación de la negatividad que pudiera deprender la palabra shabby.

Su origen se haya en las casas de campo inglesas. Estas casas se caracterizaban por muebles y objetos usados que se repintaban y restauraban una y otra vez con el fin de estirar su duración, consiguiendo este aire del que hablábamos al comienzo.

CARACTERÍSTICAS PARA CONSEGUIR ESTE ESTILO

Los must have de la decoración shabby chic son los elementos naturales como textiles ligeros, flores y ramas secas. También el cristal de jarrones y botellas antiguas, las porcelanas clásicas estilo rococó y el hierro o metal de objetos de cocina antiguos.

En cuanto a colores predomina por encima de todos el blanco, pero se puede introducir sin miedo una amplia gama de colores pastel.  En cuento al mobiliario no hace falta esperar 40  años para que de desgasten los muebles,puedes usar técnicas de pintado y envejecido para dar la impresión de pieza antigua, de mueble restaurado, decapado o desgastado. Las piezas de hierro o  muebles de jardín envejecidos también son un must.

Si te ha gustado aquí tienes algunas ideas para empezar! 🙂


 

Jardinera bancoFlor en papel KraftCarro desgastado turquesaMacetero dos alturas con rueda

Palet flechasFarol metal con cuerdaEstantería 3 baldasEstantería 3 baldas con pizarra


La lista de la compra para vestir de verano tu casa

A petición de un montón de decoadictos, voy a contaros algunos truquillos fáciles para aquellos que queréis renovar la imagen del hogar sin muchos líos. Y es que es cierto que un lavado de cara no viene mal nunca. Además con el cambio de tiempo apetecen otros aires!

Para ello he compuesto una «minilista» de la compra, con la que os resultará muy cómodo y fácil dar un aire nuevo.

Eso sí, buscando el ahorro ante todo! (Bajo encontrareis los enlaces a todas las cosikas) Espero que os guste mi selección veraniega!



Dormitorio: Armario cajones nórdicoLámpara mesita 3 patas nórdicaPortafotos nórdico

Aseo: Estantería 4 baldas de bambúJuego de 3 cestos de bambú

Salón: Mesa 3 patas nórdicaLámpara de pie NORDIC Cuadro luminoso LOVEFarol dorado


3 claves esenciales para conseguir un perfecto estilo Bohohic

El estilo Bohochic, sin duda el más bohemio y libre, después nórdico, uno de mis favoritos. Al contrario que muchos estilos, no sigue normas estrictas, ya que su gracia radica en que puedes mezclar todo tipo de elementos con cierta despreocupación. También es cierto que tiene 3 elementos comunes que son indispensables si deseas conseguirlo.

COLORES Y MÁS COLORES: El estilo bohochic como tal suele contener una explosión de colores, no obstante es necesario saber como combinarlos. Las combinaciones más habituales son de colores vivos cálidos con su complementario en pastel. Es decir un morado suave con un amarillo intenso o un azul pastel con naranja.

 

UN PASEO POR EL MUNDO Y POR EL PASADO: Una de las características más bonitas y llamativas de este estilo es la introducción de elementos, étnicos, o de culturas orientales. Así como la combinación de muebles vintage con otros más actuales.

 

EL ELEMENTO CIRCULAR. Jamás puede faltar. Flores, mandalas, cazasueños… son los elementos protagonistas de este estilo.


Ventajas indiscutibles de las mesas auxiliares nórdicas

Los que me seguís ya sabéis más que de sobra que me «rechifla» el estilo nórdico, pero las mesas en concreto son mi debilidad. Por eso quiero daros 5 firmes motivos por los que debéis cambiaros a la mesa auxiliar nórdica. Os aseguro que no os vais a arrepentir.

LIGEREZA-> Son ligeras cómo una pluma, lo que además de permitirnos moverla con facilidad, no satura el espacio entre sofá y televisión. Permitiendo la entrada de más luz.

COLORES-> Sus colores son siempre neutros. Blancos, grises,  maderas o negros que fluyen en perfecta armonía con cualquier ambiente que se ponga por delante .

SURTIDO-> Si pensais que son muy pequeñas, siempre cabe la posibilidad de combinar varias y obtener resultados perfectos. Además si sois de los que cenan en el sofá, no es ninguna locura tener una para cada uno. Incluso la combinación de diferentes colores y formas quedará bien.

ORDEN-> Sus formas equilibradas y su acabado sencillo da la sensación de orden que necesitamos. Además sus materiales son de fácil limpieza.

PRECIO-> Son realmente baratas, por lo que además de combinar varias como ya hemos dicho, puedes ahorrarte un buen pico si eliges esta opción.